Make your own free website on Tripod.com


La inflación en la zona euro sube al 2%, el máximo fijado por el BCE

La Comisión Europea atribuye el alza al precio del petróleo

WALTER OPPENHEIMER, Bruselas
La inflación en la zona euro alcanzó una tasa interanual del 2% a final de enero, la más alta desde enero de 1997 y justo en el límite máximo de inflación fijado por el Banco Central Europeo (BCE). Pese a estos datos espectaculares, que significan una subida de tres décimas en un mes y de 1,2 puntos en un año, la Comisión Europea subrayó que el repunte se debe exclusivamente a los precios del petróleo.

Gráfico: Evolución en
el último año

El comisario europeo de Asuntos Monetarios, Pedro Solbes atribuyó las presiones inflacionistas a la subida del precio del petróleo. "La inflación subyacente sigue siendo baja, alrededor del 1%", añadió. "En estos momentos, de acuerdo con las cifras disponibles, los últimos 12 meses sin el precio de la energía, suponen un crecimiento de la inflación del 1%", destacó.

La subida de los precios energéticos se ha combinado con la caída del euro frente al dólar, moneda de referencia mundial para el crudo. En enero del año pasado, un barril de petróleo costaba 10 dólares y un euro valía 1,167 dólares. Este año el barril está a 27 dólares y bastaban 1,02 dólares para comprar un euro. Todo eso significa que hace un año un barril de petróleo costaba 1.425 pesetas en enero del año pasado y 4.400 pesetas este año.

Pese a este rebrote de la inflación, que en puridad podría invitar al Banco Central Europeo a aumentar una corrección al alza de los tipos de interés de la zona euro, los analistas descartan en principio esa medida debido a que los datos confirman que efectivamente es la energía el responsable casi único de la subida. Según los datos de Eurostat, la inflación, excluidos los precios energéticos, ha pasado del 1,3% al 1% en los últimos 12 meses mientras la inflación energética ha pasado del menos 4,4% al 12%.

Hans-Jürgen Köbnick, miembro del consejo del Bundesbank, subrayó el factor del peso de la energía para descartar una subida de tipos. "Las presiones inflacionistas proceden principalmente de los precios del petróleo, pero el precio del petróleo va a bajar", declaró a Reuters.