Make your own free website on Tripod.com


El mayor esfuerzo en el gasto se destinará a las partidas sociales

Los pagos por intereses de la deuda vuelven a crecer este año

EL PAÍS, Madrid

Política de gastos
no financieros

Las partidas sociales absorberán casi el 55% de los Presupuestos del Estado para el año próximo (incluidos los pagos financieros) y alcanzarán una cifra de 19,62 billones de pesetas. El aumento previsto para esta partida es del 7,3% sobre el presupuesto inicial de 2000. El segundo volumen en importancia lo constituyen las transferencias a otras administraciones públicas (comunidades y ayuntamientos), que suponen el 17,9% del total y aumentan un 11%. Le siguen las inversiones y los intereses de la deuda, que ascienden a 2,83 billones y vuelven a crecer en 2001 tras el descenso previsto para éste. Con más detalle, los gastos del Estado se distribuyen de la siguiente manera:

Gastos consolidados

Gasto social. Supone 54,9 pesetas de cada 100 que gastará el Estado el año próximo. En total, 19,62 billones de pesetas (incluidas las transferencias previstas en educación a las comunidades autónomas), con un aumento del 7,3% sobre la cifra presupuestada para 2000. La partida más importante es la de las pensiones, ya que absorbe 27,4 pesetas de cada 100, con un volumen total de 9,81 billones de pesetas y un aumento del 5,5% sobre el año anterior. Le sigue la sanidad (13,2 pesetas de cada 100) y el desempleo (3,8 pesetas de cada 100). Dentro del gasto social se incluyen también las partidas destinadas a otras prestaciones sociales (familiares y asistenciales), que suponen 3,5 pesetas de cada 100 y alcanzan los 1,2 billones de pesetas, con un aumento del 13%, entre los más elevados. Dentro de estas prestaciones están, sobre todo, las pensiones no contributivas, para lo que hay previsto un gasto de casi 300.000 millones de pesetas el año próximo. La política de ayudas a la vivienda (subvenciones, subsidiación de intereses, etcétera) apenas alcanza los 110.000 millones de pesetas, con un crecimiento de sólo el 0,5%.

Inversiones. El capítulo destinado a infraestructuras supone 3,7 pesetas de cada 100 y alcanza los 1,3 billones de pesetas, con un crecimiento del 9,1% sobre el año anterior. Las prioridades son el tren de alta velocidad, autovías, recursos hidráulicos y medio ambiente. En investigación se empleará algo más de medio billón de pesetas, con un aumento del 11,3%.

Justicia, defensa y seguridad ciudadana. El Estado destinará el año próximo 6,3 pesetas de cada 100 a justicia, seguridad ciudadana, defensa, exteriores y administración tributaria. En total, 2,26 billones de pesetas, con un crecimiento del 6,4% sobre la cifra prevista para el año 2000. El aumento más fuerte se produce en justicia (9,5%), hasta una cuantía de 172.663 millones de pesetas, que incluye el denominado "plan de choque" para la resolución de asuntos judiciales, pero destaca también la partida destinada a seguridad ciudadana e instituciones penitenciarias (un 8,4%), con una dotación de algo más de 800.000 millones de pesetas, "como exponente de su carácter prioritario en el marco sociopolítico actual", según se señala en la documentación oficial. Un compromiso de Aznar y su Gobierno, en el que se incluye la lucha antiterrorista.

Intereses de la deuda. Es otra de las partidas importantes de los Presupuestos del Estado. Casi 8 pesetas de cada 100 se destinarán al pago de intereses de la deuda durante el ejercicio. En total, supone 2,83 billones de pesetas, más que el gasto previsto en infraestructuras (1,31 billones), o para el desempleo (1,37 billones). El crecimiento sobre la cifra prevista para el año 2000 será del 1,1%, cuando en el Presupuesto de ese año se estimó una caída del 7,7%.

Gastos por ministerios. Los encargados de llevar adelante estas políticas son los diferentes ministerios y otras instituciones que, en total, dispondrán de 20,66 billones de pesetas para gastar (partidas no financieras), un 4,5% más que el año anterior. La partida que más crece es la del Consejo del Poder Judicial (25,4%), mientras baja la del Ministerio de Trabajo (un 2,8%) y la de Agricultura (un 4%). El Ministerio de Sanidad es el que cuenta con un mayor presupuesto (4,5 billones de pesetas). En total, los gastos de personal caen un 4,1% debido al traspaso de competencias a las comunidades autónomas. La inversión pública aumentará un 4,9% y los gastos corrientes, un 3,2%.

La inversión real prevista se eleva un 10% hasta 1,5 billones

Las inversiones reales del Estado en 2001 se elevarán a 1,51 billones de pesetas, un 10,26% más que en el ejercicio actual, si se cumple el proyecto de Presupuestos del Gobierno. Sin embargo, éste es un capítulo al que habitualmente se recurre para aplicar recortes para cuadrar las cuentas si las cosas van mal.

El esfuerzo total inversor del sector público asciende a 3,38 billones de pesetas, de los que la inversión real supone el 60,3% y es al capítulo de infraestructuras al que corresponde una dotación mayor, un 50%. La alta velocidad ferroviaria, el plan de carreteras de gran capacidad, la mejora de puertos y aeropuertos son prioridades. Para su cumplimiento Fomento gestionará 852.098 millones.

El esfuerzo inversor del Estado se incrementa un 19,70% sobre el Presupuesto inicial del presente año, incluidas las transferencias de capital (852.009 millones, un 4,59% más) y las aportaciones al sector público empresarial (1,24 billones, un 44,33% más). El Gobierno destaca el peso de la inversión en entidades públicas empresariales (Renfe, Instituto de Crédito Oficial, AENA, Gestor de Infraestructuras Ferroviarias...), sociedades mercantiles estatales (SEPI) y entes públicos con estatuto especial, que se incrementarán el 36,4%, el 80,4% y el 22,4%, respectivamente.