Make your own free website on Tripod.com

El año comienza con un aumento de 56.828 parados, el peor enero desde 1994

La tasa de desempleo supera de nuevo el 10%, nivel que no rebasaba desde mayo pasado

C.P, Madrid
El paro registrado en las oficinas del Inem se incrementó en 56.828 personas en enero pasado, el peor dato en ese mes desde la recesión de 1994. La tasa respecto a la población activa vuelve a rebasar el 10%, nivel que no tenía desde mayo pasado, y se sitúa en el 10,12%. La subida de enero confirma la tendencia desfavorable que se viene produciendo en el desempleo desde hace un año, y afecta a todos los sectores, especialmente a los servicios, que cuentan con 48.274 parados más. Trabajo interpreta que el alza se debe a la finalización de los contratos de la campaña navideña.

Ver gráfico

Mal comienza el año en materia de empleo. Enero concluyó con un total de 1.670.578 parados, la cifra más baja en ese periodo desde 1981, y con una tasa de paro del 10,12%, la menor en ese mes desde 1980. Esa comparación fue subrayada ayer por todos los responsables del Gobierno que hicieron declaraciones sobre el paro. Pero al tiempo, el dato de enero ratifica el empeoramiento del desempleo que se había producido en meses anteriores.

La subida de 56.828 parados es muy superior a la de 18.542 del mismo mes del año pasado y al incremento medio de los 15 últimos años, que está en 35.141 parados más. El incremento se acerca peligrosamente al de enero de 1994 (63.632) y enero de 1993 (62.110), éste último un año negro para el empleo que se cerró en medio de una grave recesión con 345.436 parados más.

Todos los sectores se ven afectados por el agravamiento del paro. En los servicios hay un aumento de 48.274 (5,64%); en la agricultura de 3.789 (8,69%), en la industria de 912 (0,33%) y en la construcción de 419 (0,25%). El colectivo sin empleo anterior registra un aumento de 3.434 personas (1,27%).

También se extienden a todas las comunidades autónomas los incrementos del desempleo, y los mayores corresponden a Andalucía (13.308), Castilla y León (5.436), Comunidad Valenciana (5.335), y Madrid (5.070).

Entre las mujeres se produce el alza mayor, con 37.225 paradas más (3,95%), mientras que entre los hombres la subida es de 19.603 (2,92%). Tras esas variaciones, la cifra total de desempleadas asciende a 979.999 y su tasa al 14,99%; el número total de hombres parados se sitúa en 690.579, y la tasa en el 6,93%. La evolución de los doce últimos meses indica que se ha producido una reducción de 86.813 hombres parados (11,17%) y de 46.843 desempleadas (4,56%). En conjunto, la bajada interanual del registro del Inem es de 133.656 parados (7,41%), frente a la reducción interanual de 287.095 de hace un año.

La contratación bate un nuevo récord, pero basada en la temporalidad. En enero se inscribieron en el Inem 1.128.082 contratos, la mayor cifra en ese mes de la serie histórica, y con un aumento del 6,56% sobre el mismo periodo de 1999. Los contratos indefinidos son 82.585, lo que representa el 7,32% del total, un porcentaje inferior a la media que se viene produciendo desde hace dos años y medio, que supera el 9%. Desde la reforma laboral de 1997, se han alcanzado 2.105.676 contratos fijos incentivados acogidos a esa norma.

Para el Ministerio de Trabajo, el alza del paro en el mes pasado se debe a que hubo una mayor intensidad en los contratos de la campaña navideña, que se han rescindido en enero, según manifestó ayer el secretario general de Empleo, Juan Chozas. Junto a ello detecta un mayor número de personas que se apuntan al Inem "ante la mayor sensación de que pueden encontrar empleo".

La falacia del pleno empleo

Para la oposición y los sindicatos los argumentos son diferentes. El responsable del área económica del PSOE, Juan Manuel Eguiagaray, exigió al Gobierno que reconozca que la situación del paro está empeorando progresivamente y que deje su campaña triunfalista prometiendo la falacia del pleno empleo.

La secretaria de Empleo de IU, Susana López, calificó el dato como "alarmantemente negativo", con una subida "tres veces superior a la de enero del año pasado", y reclamó la adopción de medidas para atajar la precariedad en la contratación.

El líder de UGT, Cándido Méndez, dedicó un "rotundo suspenso" a la política de empleo del PP, y al igual que la oposición y que CC OO destacó que la subida es la más elevada desde enero de 1994. Lola Liceras, secretaria de empleo de CC OO, cree que no se trata de un problema coyuntural, sino consecuencia de un proceso descendente en la creación de empleo, y con "récords de contratación temporal".