Make your own free website on Tripod.com

La deuda acumulada llegará a 52,6 billones

El pago de intereses supondrá 2,84 billones

EL PAÍS, Madrid

Deuda del Estado
en circulación

El Tesoro tiene previsto emitir deuda por valor de 10,3 billones de pesetas el año próximo. Pero, como amortizará deuda por 9,2 billones, el endeudamiento acumulado crecerá en un 1,1 billones de pesetas. Con este incremento, la deuda total de la Administración central alcanzará los 52,6 billones al acabar el año próximo y se situará por debajo del 60% del PIB. Hacienda destaca que pese a emitir 10,3 billones de nueva deuda, el recurso al endeudamiento será un 21% menor al previsto para este ejercicio.

La mayor parte de la deuda que se emita el año que viene se empleará en atender el vencimiento de emisiones anteriores, ya que por primera vez se presenta un Presupuesto del Estado sin apenas déficit: 241.000 millones de pesetas. Una vez incorporado el superávit previsto para la Seguridad Social, el Presupuesto del estado consolidado queda equilibrado.

El volumen de deuda en circulación en relación con el Producto Interior Bruto caerá dos puntos hasta situarse en el 50% del PIB el año próximo. Hace seis años, en los momentos en los que el déficit público rozó el 7% del PIB, la deuda total acumulada rondó el 65% del PIB.

Las previsiones sobre deuda para el año 2001 se "se basan en unos supuestos de emisión continuistas con lo realizado este año" que intentan compatibilizar los objetivos de minimizar la carga financiera y el riesgo de refinanciación, según explica Hacienda.

Los intereses de la deuda supondrán para el Estado el próximo año un desembolso de 2,84 billones de pesetas. Esta cifra es inferior en 112.000 millones de pesetas a la prevista para este año. Hacienda destaca que en los últimos años se ha producido un fuerte descenso de los fondos destinados a pagar los intereses de la deuda. Ello se debe a la bajada de los tipos de interés. Pero el coste de la deuda está subiendo ligeramente por el alza reciente de los tipos de interés. En el último año los tipos medios de emisión de la deuda han aumentado dos puntos. Según Hacienda ello ha provocado que el coste medio de la deuda en circulación ronde en estos momentos un tipo de interés del 6%, cuando hace un año era de medio punto menos.

Nuevas emisiones

Para el año próximo, el Tesoro tiene previsto concentrar sus emisiones en bonos y obligaciones. Dentro de ellos, los bonos a tres y cinco años de amortización acumularán mayor volumen que los de 15 y 30 años, en tanto que las letras a 12 y 18 meses serán más habituales que las emitidas a seis meses. Estas últimas "tendrán un carácter más residual y volátil, dependiendo del día a día de la Tesorería del Estado", según Hacienda.

Además, es "previsible" que durante el próximo ejercicio el Tesoro vuelva a recomprar valores en el mercado secundario, para minimizar el coste de la deuda y, al mismo tiempo, garantizar un elevado grado de transparencia que evite distorsiones en el mercado.