Make your own free website on Tripod.com

El déficit por cuenta corriente se triplica en el primer semestre

Los ingresos por turismo crecen un 6% hasta junio, menos que en 1999

C.M, Madrid
El sector exterior prosigue su deterioro pese a la relativa mejora que se ha producido en el mes de junio. El saldo de los intercambios comerciales, de servicios, rentas y transferencias con el resto del mundo se situó en 8.199 millones de euros en los seis primeros meses del año, cifra que casi triplica a la del mismo periodo de 1999. Los ingresos por turismo han crecido un 6% hasta junio, menos de la mitad que en 1999 (13%).

Gráfico:
'La balanza exterior'

En el año 1998 -primero en que se inicia el deterioro del sector exterior, después de tres años de superávit- la economía española tiraba mucho de las importaciones porque no producía suficiente para abastecer una creciente demanda interna. Pero el pasado año, y sobre todo éste, la causa principal de un mayor desequilibrio es el encarecimiento de la factura energética.

En los seis primeros meses del año, el déficit alcanza ya los 8.199,4 millones de euros, frente a los 2.782,5 millones del mismo periodo del año anterior; es decir, casi el triple, según los datos de la balanza de pagos publicados ayer por el Banco de España. En junio, el saldo negativo ha sido de 1.283 millones de euros, cifra inferior a la de un mes antes (1.445 millones de euros), pero un 34% superior a la de junio del pasado año.

El aumento de las importaciones (un 22%) ha sido superior al de las exportaciones (19%) y es lo que explica el mal resultado global. Las ventas al exterior se han recuperado con respecto a las cifras de principio de año, pero no han logrado compensar el elevado coste de la factura energética.

Los datos conocidos ayer son hasta el mes de junio y no recogen el rebrote de los precios del petróleo que se ha producido después, sobre todo en agosto y septiembre.

Por este motivo, lo más probable es que el saldo comercial se haya vuelto a deteriorar y lo que ya es prácticamente seguro es que se superará la cifra negativa del pasado año (27.547 millones de euros).

Sólo en los seis primeros meses, la balanza comercial acumula un déficit de 16.529 millones de euros, un 45% más que en el mismo periodo del año anterior, debido también al mayor ritmo de crecimiento de las importaciones que de las exportaciones.

Igualmente se puede dar por seguro que el déficit de la balanza de pagos (incluye el saldo comercial más el de servicios, rentas y transferencias con el exterior) cerrará el año con una cifra superior a la del pasado (12.042 millones de euros).

Cuando se contabilicen los ingresos por turismo de los meses de julio y agosto se sabrá si se mantiene la tendencia a que se reduzca el desorbitado crecimiento del déficit exterior habido en la primera mitad del año.

El avance que puede suponer junio indica un crecimiento del saldo positivo por turismo del 6% en los seis primeros meses del año, aunque con una cifra en ese mes (2.511 millones de euros) inferior a la de mayo (2.690 millones de euros).