Make your own free website on Tripod.com

Los carburantes aportarán un 3,1% más pese a la congelación del impuesto

Hacienda recaudará 20,3 billones, pero sus ingresos crecerán menos que este año

EL PAÍS, Madrid

Ingresos consolidados e
ingresos no financieros

Hacienda prevé para 2001 un buen año de ingresos, aunque con un aumento menor que éste. Si se computan los ingresos desde el ángulo de los reconocidos a nivel contable (criterio de contabilidad nacional más solvente) y no sólo de los percibidos (criterio de caja), la recaudación será de 20,38 billones, un 6% sobre el avance de liquidación de 2000 (8% sobre el presupuesto inicial de dicho año). Según el criterio de caja, el Estado recaudará 20,42 billones por impuestos y tasas. Esto supone un aumento del 4,7%, gracias al esperado crecimiento del empleo, del consumo y de los beneficios empresariales.

Dentro de los Impuestos Especiales, se prevé ingresar 1,55 billones, un 3,1% más, por el gravamen a los hidrocarburos, pese a que el Gobierno, presionado por las protestas sociales, ha decidido congelar este impuesto al no aplicarle el incremento de la inflación. Eso sí, se niega a bajarlo, lo que permitirá mantener un alto nivel de ingresos.

El segundo impuesto importante en este apartado es el del tabaco, por el que recaudarán 740.000 millones, un 4% más. La recaudación total de los Impuestos Especiales, que, junto a los hidrocarburos, gravan el consumo de tabaco y de productos que contienen alcohol crece un 3,3% hasta alcanzar los 2,77 billones. Este escaso crecimiento se debe a que el Gobierno también ha congelado la subida de estos impuestos como ha hecho desde 1999, aunque en esta ocasión en medio de las protestas de transportistas, agricultores y pescadores.

Por el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), el que más recaudación aporta al Estado, se espera ingresar 6,07 billones, un 7,6% más. Ello supone una desaceleración, ya que para este año se espera un incremento del 10,8%. Hacienda señala que se debe, en parte, a que crecerán más las importaciones (16%) que las ventas generadas en el interior (13%). El menor crecimiento de los ingresos por IVA se debe también a la esperada moderación de los servicios a empresas, que tributan por este impuesto.

Por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), que grava las nóminas de los asalariados y las rentas de los empleados autónomos, se esperan unos ingresos de 5,59 billones, un 5,5% más que este año. Para este año se espera que los ingresos por IRPF aumenten un 8,3%. El menor aumento previsto para el año 2001 se debe a dos factores: la rebaja del 20% al 18% de la retención a los fondos de inversión y la reducción del 18% al 15% de la retención sobre los alquileres de inmuebles.

La recaudación por los impuestos directos (IRPF, sobre todo), que se pagan según el nivel de renta, crecen el 6,4% hasta 8,9 billones. Los indirectos (IVA y especiales) lo hacen el 6,1%, hasta alcanzar 9,01 billones.. Siguen teniendo más peso estos, pero han cambiado las tornas del año pasado, cuando crecieron más los impuestos al consumo que los directos.

El canon radioeléctrico

Una novedad en el capítulo de ingresos es la creación de la llamada tasa por el espacio radioeléctrico, que se empezará a cobrar el año próximo a los operadores de telefonía. El Gobierno ha tomado esta decisión para compensar los escasos recursos que captó en las tres adjudicaciones de licencias de telefonía de tercera generación UMTS. Este nuevo gravamen supondrá unos ingresos de 160.000 millones. En contraste con otros años, Hacienda no espera ingresos por privatizaciones de empresas, que en 1999 supusieron un 3,2% de sus ingresos (568.000 millones).

Dentro del Impuesto de Sociedades, el esperado aumento de los beneficios de las empresas proporcionará a Hacienda unos ingresos de 3,02 billones de pesetas, un 8,5% más. Con todo, este incremento es menor que el previsto para este año, que es del 11,2%.

Por el llamado impuesto sobre determinados medios de transporte, que grava básicamente las matriculaciones de coches, se prevé ingresar un 210.300 millones de pesetas, con un crecimiento del 4,2%.