Make your own free website on Tripod.com
La deuda pública de la eurozona supera el límite del 60% del PIB

 
CARLOS YÁRNOZ - Bruselas
EL PAÍS | Economía - 16-09-2003  
El PIB total de la zona euro al concluir 2002 era de de 7 billones de euros, con un déficit público global de 156.000 millones (un 2,2% del PIB) y una deuda de 4,8 billones, según datos de Eurostat. La oficina estadística constata el deterioro de las cuentas públicas en el conjunto de los 12 países del euro (todos los de la UE, salvo Reino Unido, Dinamarca y Suecia), cuyo déficit medio aumentó hasta el 2,2% mientras la deuda pública se situó en el 69% del PIB, muy por encima del límite del 60% que fijan para cada país el Tratado y el Pacto de Estabilidad.

Las cuentas públicas europeas entraron en pendiente descendente desde el año 2000, cuando la eurozona registraba un superávit global de 12.925 millones (0,2%). El deterioro será aún más grave este año ya que, según las estimaciones de la Comisión Europea, el déficit público medio de la eurozona también superará el sagrado límite del 3% del PIB fijado igualmente en el Tratado y en el Pacto. En ambos casos, son las tres grandes economías de la zona euro (Alemania, Francia e Italia) las que empujan negativamente.

El déficit alemán pasó de 58.850 millones (2,8%) en 2001 a 74.330 millones (3,5%) el año pasado, pero lo previsto para este ejercicio es de 3,8%. El déficit francés era de 22.400 millones en 2001 y se duplicó ampliamente 12 meses después hasta llegar a 47.200 millones (3,1%), pero este año alcanzará el 4%. Italia rebajó en ese periodo su déficit de 32.229 millones (2,6%) a 29.059 (2,3%), pero en cambio su deuda pública continuó superando todos los límites y llegó a los 1,3 billones (106,7%).

Relajación fiscal
A finales del año pasado, sólo cuatro países de la zona euro (España, Bélgica, Finlandia y Luxemburgo) cumplían el objetivo fijado en el Pacto de Estabilidad para lograr en ese momento "una proximidad al equilibrio presupuerstario o superávit". Para la Comisión, "el deterioro de los déficit nominales sólo puede atribuirse en parte al declive económico y procede en cierta medida de una relajación discrecional de la presión fiscal en algunos Estados en los dos últimos años, producida por unos recortes tributarios no financiados, aumentos discrecionales del gasto y desvíos en la ejecución presupuestaria".

En cuanto a los datos de deuda pública, en 2002 sólo mejoraron ligeramente en algunos Estados, pero empeoraron en Alemania hasta alcanzar 1,29 billones (60,8% del PIB), Francia (debe 897.000 millones, un 59%), Luxemburgo y Portugal. Junto con Italia, Bélgica y Grecia tienen deudas públicas superiores al 100% de sus PIB.

En orden decreciente, Berlín encabezaba de nuevo a finales de 2002 la lista por valores globales de PIB en toda la eurozona. Alemania vale 2,1 billones de euros, seguida de Francia (1,5 billones), Italia (1,2) y España (696.208 millones).