Make your own free website on Tripod.com
EE UU negociará tratados de comercio bilaterales con países de América Latina
Las dificultades para un acuerdo global en todo el continente alientan los pactos país por país
 
ROSA TOWNSEND - Miami
EL PAÍS | Internacional - 19-11-2003  
Estados Unidos lanzó ayer una jugada estratégica para ganar terreno a Brasil en las negociaciones del Acuerdo de Libre Comercio de las Américas (ALCA) al anunciar la apertura de un "proceso paralelo" de negociaciones bilaterales de comercio con cuatro países andinos y Panamá. La apuesta pretende neutralizar las presiones de Brasil y algunos de sus socios de Mercosur para que EE UU elimine los subsidios agrícolas o renuncie al proteccionismo en las inversiones y la propiedad intelectual. Brasil y EE UU pretenden, sin embargo, negociar un esquema central, sin llegar al fondo de los puntos más controvertidos. El representante comercial de EE UU, Robert Zoellick, evitó referirse directamente al estancamiento de las negociaciones en el segundo día de la ronda ministerial del ALCA en Miami y tampoco quiso hablar de las diferencias con Brasil, pero dejó sobreentender el objetivo al explicar las razones del proceso paralelo: "Miren, si Brasil está hablando de negociaciones multilaterales, pues éste es un ejemplo. Creemos que profundizar las relaciones bilaterales es la vía para completar con éxito las negociaciones del ALCA". Y prosiguió: "Nuestro comercio con los países andinos con los que hoy iniciamos procesos bilaterales es de 50.000 millones de dólares y las inversiones directas ascienden a 40.000 millones de dólares. Más que con Brasil".

Zoellick y otros altos funcionarios de la Administración estadounidense han reiterado en los últimos días que están decididos a firmar el ALCA con o sin Brasil o con o sin los países que no suscriban sus propuestas. Ayer hizo el anuncio de pactos bilaterales conjuntamente con los ministros de Colombia, Perú, Ecuador y Bolivia, y subrayó el compromiso de Washington de diseñar un ALCA "a la medida de cada país". "Estamos de acuerdo en negociar a dos bandas porque algunos países quieren ir más deprisa y otros más despacio, pero el objetivo es el mismo". Brasil, por su parte, restó importancia a la táctica estadounidense, asegurando que no afecta al proceso. "Nosotros tenemos mecanismos de negociación en marcha con esos mismos países. Perú quiere ser parte de Mercosur y participará en la próxima reunión; Bolivia y Chile están asociados a Mercosur y también estamos negociando con Colombia y con Venezuela, que EE UU ha excluido completamente", señaló uno de los principales negociadores de la delegación brasileña.