Make your own free website on Tripod.com
EE UU tiene 1,7 millones de pobres más que hace un año

 
J. M. CALVO - Washington
EL PAÍS | Internacional - 27-09-2003  
La crisis económica que sucedió a los años de vacas gordas de la era Clinton, y de la que aún no se ha salido de manera clara, ha dañado a millones de norteamericanos, según los datos del Censo hechos públicos ayer. El número de personas que viven oficialmente en la pobreza pasó a ser en 2002 de casi 34,6 millones, un 12,1% de la población. En 2001, el primer año en el que se notó la crisis, el porcentaje era del 11,7, lo que equivalía a 32,9 millones de personas.

De manera complementaria, los ingresos por familia, que habían crecido progresivamente a lo largo de la década de los noventa, se estancaron en el año 2000 y cayeron en los años siguientes: entre 2001 y 2002, el promedio de ingresos descendió un 1,1%. Según las declaraciones de Daniel Weinberg, del Servicio de Estadística de la Oficina del Censo, en conferencia de prensa, "el nivel más alto en el ciclo de pobreza y el más bajo en ingresos tienden a coincidir en el año siguiente al que se ha producido la recesión".

Los criterios de pobreza varían con respecto al tipo de hogar: una persona sola, menor de 65 años, se considera que es pobre cuando sus ingresos anuales son inferiores a 9.359 dólares (7.955 euros); en una casa en la que haya una pareja y un hijo, la pobreza es oficial si los ingresos son inferiores a 14.480 dólares (12.308 euros) al año. El empeoramiento en las condiciones de vida incluye el dato de que hay más de doce millones de niños que viven en situación de pobreza. El censo de EE UU hace sus cálculos a partir de las encuestas de 78.000 familias en todo el país.

En cuanto a la distribución racial de la pobreza, no hay demasiados cambios con respecto a anteriores muestras del censo, aunque la comparación es más complicada en esta ocasión, porque en la última oleada de encuestas se introdujo la novedad de admitir la pertenencia a más de un grupo (el caso típico es el de los hispanos negros). En el panorama de estabilidad hay una excepción: casi tres de cada cuatro negros (23,9% o 24,1%, según la identificación con uno o más grupos raciales) vivían en la pobreza en 2002, un aumento notable con respecto al 22,7% de 2001. Blancos no hispanos, asiáticos e hispanos mantienen niveles similares, aunque solamente hispanos y negros sufren pérdida de poder adquisitivo en los años de crisis económica.

En ocasiones anteriores, los datos de pobreza eran hechos públicos al principio de la semana. Por esa razón, el grupo demócrata de la Cámara de Representantes denunció ayer que la comunicación en viernes tenía como objetivo disolver la mala noticia en el ajetreo del fin de semana. "Parece como si trataran de enterrar los datos para que la gente no los encuentre", afirmó la congresista de Nueva York Carolyn Maloney. El portavoz del Censo, Larry Neal, aseguró, en declaraciones recogidas por AP, que es "cómico" pensar que se pueden manipular u ocultar los datos oficiales de pobreza.