Make your own free website on Tripod.com

El Tesoro emitirá un 12% más de deuda por el déficit y los elevados vencimientos

C. M. -  Madrid
EL PAÍS |  Economía - 18-12-2002

El Tesoro público emitirá el año que viene deuda neta por valor de 8.400 millones de euros, cifra que supone un aumento del 12% con respecto a 2002. El alto volumen de vencimientos que se producirán en el ejercicio, hasta 70.400 millones de euros, un 22% más que en 2002, explica en parte ese incremento. También responde a la cobertura de mayores necesidades de financiación para el Estado, resultado de un déficit más alto y de la acumulación de gastos en inversión que se financian con préstamos. La deuda bruta se situará en casi 79.000 millones de euros, un 20% superior a 2002.

Estos elevados crecimientos, tanto en la deuda neta como bruta, rompen la tendencia a la moderación de los últimos ejercicios. Una de las consecuencias es que será difícil reducir el peso de la deuda en circulación respecto del PIB. Ésta alcanzará 320.000 millones de euros. Los datos del Ministerio de Economía señalan, sin embargo, que el porcentaje será del 44% del PIB en el caso de la deuda del Estado y del 53,1%, si se incluyen las administraciones territoriales, en ambos casos, cerca de un punto por debajo de 2002.

En 2003 se espera déficit cero para el conjunto de las administraciones públicas, con un saldo negativo para el Estado de 8.821 millones de euros, una variación neta de activos por importe de 4.923 millones de euros y una necesidad de financiación por valor de 13.745 millones de euros, frente a 8.384 millones de euros el año anterior. A este importante salto responde el aumento en las emisiones netas de deuda previstas para 2003.

Letras a tres y seis meses

En la estrategia para 2003, el Tesoro ha decidido recuperar las emisiones de letras a tres y seis meses, para aprovechar los bajos tipos de interés actuales en los cortos plazos y ante la posibilidad de un repunte en los plazos más largos. En estos momentos, gracias sobre todo a la incorporación al euro, la deuda española ha reducido su coste de emisión con respecto, por ejemplo, a la deuda alemana (siete puntos básicos) y lo ha rebajado a cero en el caso de Francia. También gracias al euro ha aumentado el porcentaje de deuda en manos de inversores extranjeros (hasta el 45%).