Make your own free website on Tripod.com

El FMI plantea a España que suprima las cláusulas salariales y recorte las pensiones
El crecimiento será del 2% este año y del 2,5% en 2003, por debajo de la previsión oficial

C. M. -  Madrid
EL PAÍS |  Economía - 05-12-2002

El Fondo Monetario Internacional (FMI) se ha sumado a la batalla contra las cláusulas de garantía salarial emprendida por el Ministerio de Economía y el Banco de España. En su informe anual sobre la economía española, el FMI pide que se supriman estas cláusulas, por ser la "herencia de un pasado inflacionista". Da un aprobado alto a España, pero con un suspenso en inflación y una nueva advertencia sobre las pensiones. Recomienda que se alargue la vida laboral y que la pensión dependa más de lo cotizado. El FMI sitúa el crecimiento en el 2% este año y en el 2,5% en 2003, por debajo de la previsión del Gobierno, con riesgos por el endeudamiento de las familias, el mercado inmobiliario y Latinoamérica.

El FMI considera que esas garantías son "la herencia de un pasado inflacionista" y que, como tal, deben desaparecer. El secretario de Estado de Economía, Luis de Guindos, insistió ayer en que las cláusulas "no tienen sentido", son "un obstáculo para la competitividad y la creación de empleo" y "no existen en ningún otro país de la unión monetaria". En la actualidad el 74% de los trabajadores con convenio tienen cláusula de revisión salarial. Este año surtirá pleno efecto ya que la inflación cerrará el año en torno al 4%, el doble de la previsión oficial.

La preocupación por las pensiones es otra de las constantes en los informes del FMI. El de este año admite que la situación no apremia gracias, sobre todo, al "continuo flujo de inmigrantes". Pero recomienda la adopción "gradual" de medidas para evitar realizar "ajustes importantes en el futuro". Entre esas medidas estarían suprimir los incentivos a la jubilación anticipada y que la cuantía de la pensión dependa más de lo que se ha cotizado. Guindos evitó decir sí o no a esas medidas, que están "en la línea de las decisiones adoptadas hasta ahora" y "en un ambiente de diálogo que hay que mantener".

El suspenso viene por el lado de la inflación. El FMI insiste en la moderación salarial y en que, a pesar del periodo preelectoral que se inicia, no se abandonen las reformas estructurales. Da un toque de atención a las comunidades autónomas y los ayuntamientos para que sean "corresponsables" en la lucha contra la inflación a través de sus competencias. En concreto, hace referencia al sector comercial, la regulación de suelo y las políticas de competencia.