Make your own free website on Tripod.com
Competencia multa a Repsol con 1,5 millones por controlar la venta de butano

La petrolera impuso contratos de exclusividad para impedir la venta de otras marcas

R. M. / C. G. | Madrid

Repsol YPF tendrá que pagar una multa de 1,5 millones de euros por realizar prácticas monopolísticas en la distribución de la bombona de butano, según una resolución del Tribunal de Defensa de la Competencia (TDC). El Tribunal considera que la compañía petrolífera ha obligado a los distribuidores a realizar labores de revendedores al tiempo que les imponía contratos de exclusividad impidiendo que ofrecieran a sus clientes bombonas de otras marcas. Repsol YPF replicó ayer que ya ha modificado los contratos de la polémica y anunció que recurrirá la sanción.

La mayor petrolera española ha vuelto a recibir un varapalo de las autoridades de la competencia. El TDC ya multó en julio pasado a Repsol YPF por imponer precios de venta en las gasolineras y ahora sanciona a la petrolera por 'prácticas monopolistas' en la distribución de la bombona de butano, un mercado del que controla más del 93% en España. Esta multa se eleva a 1,5 millones de euros, lo que representa una pequeña parte de los ingresos operativos por 43.653 millones que la compañía registró el año pasado.

Fundamentalmente, la resolución del TDC considera que Repsol ha infrigido la normativa en un doble sentido: en primer lugar, por convertir a los distribuidores en revendedores de sus productos, en lugar de meros agentes; y, en segundo término, por impedirles que distribuyan productos similares de otras marcas (en este caso, de Cepsa, única empresa que compite en España con Repsol en la comercialización de bombonas de butano).