Make your own free website on Tripod.com

 

El FMI avisa a España de que perderá competitividad por el IPC

EL PAÍS, Madrid
El buen comportamiento de la economía española en los últimos años, con tasas de crecimiento del 4%, amenaza con llegar a su fin. El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé en su último informe sobre España, difundido ayer, una ralentización de la economía y alerta del peligro de la pérdida de competitividad si persiste el descontrol de la inflación. Los directores del Fondo urgen al Gobierno a que no desaproveche este momento para ahondar en las reformas estructurales y el abaratamiento del despido.

Nadie niega que la economía española, salvo excepciones, va bien. Su comportamiento ha sido "impresionante", según destaca el FMI en su último informe sobre España, que ayer difundió el Ministerio de Economía. Pero el documento también pone el acento en los peligros que afronta una economía que crecerá menos el año que viene y que cuenta con una de las tasas de inflación más disparadas de la zona del euro (el 4% en octubre).

Los cálculos del FMI apuntan a que el producto interior bruto crecerá un 3,5% en 2001, una décima menos que lo previsto por el Gobierno, y este año, un 4,1%. La demanda interna y el consumo también crecerán menos: un 3,4% y un 3,2%, respectivamente. Otros indicadores que señalan la salud de una economía mejoran. En especial, el FMI destaca el equilibrio fijado en los Presupuestos de 2001.

Las autoridades españolas "se merecen elogios por lo conseguido", afirma el informe. En contrapartida, el FMI advierte al Gobierno de los "posibles riesgos" a medio plazo. Y le conmina a actuar en dos frentes: profundizar en las reformas estructurales para controlar la inflación -y evitar una pérdida de competitividad- y consolidar la fiscalidad.

El mercado laboral también está pidiendo cambios. La tasa de desempleo bajará del 14% al 12,6% el próximo año. El FMI atribuye la reducción al abaratamiento de los despidos. "La reforma laboral de 1997 demuestra que reducir los costes de despido fue clave para estimular el crecimiento del empleo", indica el informe. El organismo, sin embargo, propone ir más allá en este tipo de reformas y resalta la necesidad de que se extiendan los contratos a tiempo parcial y la movilidad laboral.