Make your own free website on Tripod.com

El diferencial de inflación de España con la zona euro aumenta 4 décimas tras los datos de octubre

La distancia pasa a 1,3 puntos tras bajar la media del IPC armonizado a 2,7%

W. O., Bruselas
Los datos de inflación de octubre en la zona euro han dado un cierto respiro tras el susto de septiembre, aunque han colocado a España en peor situación con respecto a sus socios. El buen comportamiento de los precios en Alemania y en Francia ha permitido que la inflación interanual de la zona euro se quede en el 2,7%, una décima por debajo del 2,8% del mes anterior. El repunte de octubre ha vuelto a situar a España con el tercer peor indicador de la zona euro (4%) y de la Unión, sólo superado por dos países de escasa talla: Irlanda (6%) y Luxemburgo (4,3%).

La diferencia entre la inflación de los países de la zona euro y el IPC español   aumentó cuatro décimas el pasado mes de octubre. Después del avance de septiembre, que acercó el dato español cuatro décimas al de los Once, en octubre las cifras volvieron a empeorar. La diferencia entre la inflación española (4%) y la media de esos países es ahora de 1,3 puntos.

Alemania y Francia han marcado la inflexión ligeramente a la baja de los precios. La inflación anual ha caído dos décimas en Alemania y se ha situado en el 2,4%, una buena noticia después del descalabro de septiembre. Entonces, los precios pasaron al 2,6% desde el 1,8% de agosto. En Francia, el recorte ha sido también de dos décimas (de 2,3% a 2,1%), aunque la cifra es provisional.

Los buenos datos generales se ven matizados por la inflación subyacente (la que excluye alimentos y energía). Los precios al consumo excluidos los alimentos, el alcohol y el tabaco han pasado del 1,4% de septiembre al 1,5% en octubre. La energía sigue marcando el diferencial alcista respecto al año anterior, con una tasa anual del 14,5% en octubre, algo mejor que en septiembre (15,5%), pero peor que en agosto (11,9%). En el conjunto de la Unión Europea, la tasa anual de octubre está en el 2,4%, una décima menos que en septiembre. La inflación subyacente ha crecido del 1,2% al 1,3%.

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Christian Noyer, afirmó ayer en Bruselas que "no debe haber ninguna duda de que el BCE está comprometido a reducir la inflación por debajo del 2% a medio plazo".